La facturación de la entidad en 2019 registró una subida del 4% respecto al ejercicio precedente.

 

El 45% de los ingresos del pasado año fueron fruto de los proyectos de transferencia tecnológica de IDEKO al sector privado, cifra que pone de manifiesto su cercanía a la realidad de las empresas.

 

 

Los resultados fueron aprobados en la Asamblea General del centro tecnológico, que tuvo lugar el pasado 16 de julio en un formato híbrido presencial-telemático, debido a la actual emergencia sanitaria por la covid-19.

Los ingresos registrados por el centro tecnológico vasco IDEKO, miembro de la alianza Basque Research and Technology Alliance (BRTA), alcanzaron los 10,6 millones de euros en 2019, cifra que supone un incremento del 4% respecto a los 10,2 millones del ejercicio precedente y la consolidación de la actividad de la entidad, tanto en el ámbito de la investigación, como en los proyectos con el sector privado, de donde procede casi la mitad de la facturación.

 

En concreto, el 45% de los ingresos de IDEKO es el resultado de los 165 proyectos de transferencia tecnológica al sector privado llevados a cabo el pasado año, un dato que pone de manifiesto la cercanía de la entidad a la realidad de las empresas. Mientras, el 55% restante tiene su origen en iniciativas de I+D+i asociadas a programas impulsados por las distintas instituciones europeas (17%), estatales (8%) y de Euskadi (30%).

 

El centro tecnológico ha llevado a cabo esa actividad sin descuidar la producción científica. En 2019 alcanzó la cifra de 32 patentes activas, 5 de las cuales fueron concedidas en ese ejercicio. Por otro lado, se elevó la actividad divulgadora con 34 publicaciones indexadas.

 

La plantilla de IDEKO alcanzó las 110 personas, de las cuales el 29% son doctores. A esta cifra se sumarán en un futuro próximo los 8 profesionales que se encuentran realizando su tesis doctoral en el centro en estos momentos.

 

El pasado año fue un ejercicio relevante para IDEKO en el que se conquistaron importantes hitos. 2019 nos situó al final de un ciclo estratégico y nos coloca ante un 2020 marcado por la incertidumbre. A pesar de los importantes desafíos que nos esperan, partimos de una posición de referencia en nuestra especialización: el desarrollo de tecnologías avanzadas para la fabricación industrial. Además, contamos con un modelo de centro tecnológico consolidado, que mantendrá su apuesta por la excelencia, la transferencia de tecnología al mercado y la cercanía al sector empresarial”, asegura la directora general de IDEKO, Nerea Aranguren.

 

Los resultados fueron aprobados en la Asamblea General del centro tecnológico que tuvo lugar el pasado 16 de julio en un formato híbrido, presencial-telemático, que siguió todos los protocolos y normas de seguridad para preservar la salud de los participantes en el actual contexto de emergencia sanitaria debido a la covid-19.

 

La perspectiva cualitativa

 

En el plano cualitativo 2019 estuvo marcado por varios hitos significativos para el centro tecnológico. Se finalizaron los proyectos europeos DITAS y COROMA, a través de los cuales IDEKO dio un salto tecnológico en la generación de plataformas para el desarrollo de aplicaciones basadas en datos y robótica industrial.

 

También en el terreno de investigación, el proyecto ZAero, centrado en los nuevos procesos de fabricación sin defectos para piezas de material compuesto de grandes dimensiones del sector aeronáutico, recibió el Premio de la Innovación en el evento JEC World.

 

Asimismo, la entidad mantuvo varios marcos de trabajo abiertos en el ámbito de la inteligencia artificial (IA), siempre desde la óptica de su especialización en fabricación avanzada. En este sentido, la IA presenta un importante potencial para obtener una mayor eficiencia general de las máquinas o plantas industriales y de cambiar la forma en que los fabricantes operan sus plantas de producción y ofrecen servicios a sus clientes.

 

En cuanto a la presencia de IDEKO en foros internacionales, en 2019 los investigadores del centro participaron en la organización del Congreso Internacional de la Asociación Española de Ensayos No Destructivos (AEND), que se celebró en el mes de junio en Vitoria.

 

También colaboraron en la organización de la décima novena edición del Congreso Internacional de Euspen, dedicado al campo de la precisión, que se celebró en el Palacio Euskalduna de Bilbao en ese mismo mes.

A nivel estatal, IDEKO tuvo una presencia destacada en el Congreso de Máquina Herramienta, en el que presentó 10 ponencias técnicas, que se vieron reconocidas con el premio a la mejor ponencia científica del evento para la investigadora María García.

 

El pasado año también fue un ejercicio marcado por el esfuerzo realizado en la adecuación de las instalaciones. Dentro de ese empeño destaca la remodelación del laboratorio de Precisión, un área de especialización de IDEKO que se ve reforzada por el acuerdo alcanzado con la multinacional óptica Zeiss, que sigue apostando por la entidad de Elgoibar como su centro de referencia.

 

Otro hito significativo para el centro tecnológico registrado el pasado año fue el cierre de su etapa en la alianza tecnológica IK4 y el comienzo de un nuevo ciclo como miembro de BRTA.

 

Como miembro constituyente de este consorcio tecnológico, IDEKO afronta esta nueva etapa de colaboración entre agentes y organismos públicos con gran optimismo”, añade Aranguren.

 

A pesar de que el 2020 se presenta cargado de incertidumbre, el centro tecnológico de Elgoibar es referente en su especialización y, a lo largo de este año, abordará la definición de un nuevo plan de investigación que guíe su desarrollo en tecnologías de fabricación avanzada para los próximos años.