IRBBarcelonaFebrero 27, 2019

 

Se trata de una iniciativa coordinada entre el IRB Barcelona, el Barcelona Supercomputing Center y el Centro de Regulación Genómica.

 

“StarLife” cuenta con el apoyo financiero de la Generalitat de Catalunya, a través de fondos FEDER, y con el impulso de ”la Caixa”.

 

Hoy se ha presentado “StarLife”, una infraestructura informática que está ubicada físicamente en las instalaciones del Barcelona Supercomputing Center, pensada para dar impulso y servicio a la investigación biomédica de excelencia y la medicina de precisión. Se trata de una iniciativa coordinada entre el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC) y el Centro de Regulación Genómica (CRG), y que cuenta con el apoyo financiero de la Generalitat de Catalunya, que aporta fondos FEDER, y ”la Caixa”.

 

“StarLife” permitirá la implementación de las técnicas de computación más avanzadas, que son las que se utilizan, por ejemplo, para detectar nuevos genes relacionados con enfermedades como el cáncer y las enfermedades minoritarias o simular el comportamiento de moléculas para agilizar el descubrimiento de fármacos.

 

Un salto adelante, fruto de una colaboración continuada

 

“StarLife” surge de la colaboración entre el IRB Barcelona, el BSC y el CRG que comparten desde 2014 un Programa Conjunto de Biología Computacional, es decir, el uso de herramientas informáticas aplicadas al campo de la biología. En esta colaboración se engloba el análisis y secuenciación del genoma, la modelización de biomoléculas, los estudios de evolución y creación de árboles filogenéticos, etc.

 

"Este equipamiento marca un antes y un después en nuestra investigación y nos consolida, a los centros que lo hemos impulsado, como referentes mundiales en el campo de la biomedicina" afirma Francesc Posas, director del IRB Barcelona. "Desde el IRB Barcelona lo utilizaremos para trabajar en la estructura molecular del ADN y en la genómica del cáncer, con un enfoque hacia la medicina personalizada".

 

Por otro lado, Luis Serrano, director del CRG, sostiene que “la escala y flexibilidad del nuevo equipamiento permitirá realizar investigación de frontera a los científicos de las instituciones que lo promueven”. Además, “es una infraestructura que prestará servicio a investigadores de todo el mundo a través del Archivo Europeo de Genomas y Fenomas EGA, https://ega-archive.org/), el principal centro mundial de custodia y distribución de datos genómicos y médicos sobre enfermedades humanas”, concluye.

 

Un sistema flexible y complementario al superordinador MareNostrum

 

“StarLife” es un sistema de computación y almacenaje que tiene una capacidad de cálculo de 132,8 Teraflops (133 billones de operaciones por segundo), una capacidad de almacenaje de 9,5 Petabytes (10 millones de Gigabytes) y una memoria central (RAM) de 9,1 Terabytes (9.100 Gigabytes).

 

“Su principal característica es que es fácilmente reconfigurable y adaptable a las diversas necesidades de las diferentes tareas relacionadas con la biomedicina, que incluyen ejecuciones en entorno de computación de altas prestaciones, cloud y análisis big data”, explica Sergi Girona, director de Operaciones del BSC.

 

“StarLife” ha tenido un coste de 1,72 millones de euros, un 43% de los cuales los ha aportado la Generalitat de Catalunya a través de fondos FEDER, un 22%, ”la Caixa” y el 35% restante es una inversión conjunta del IRB Barcelona, BSC y CRG.

 

Francesc Xavier Grau, Secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat de Catalunya, afirma que "esta infraestructura que se pone en marcha gracias a la colaboración de agentes clave de nuestro sistema de conocimiento y de la Generalitat de Catalunya, con fondos europeos y privados, es una respuesta a una necesidad creciente: gestionar los datos que se generan en la investigación biomédica para conseguir un impacto efectivo en la salud de la población. Catalunya tiene que estar preparada, como país líder en investigación biomédica, para hacer realidad las oportunidades clínicas y asistenciales de la medicina personalizada”.

 

Asimismo, Jaume Giró, director general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, afirma que “es un ejemplo de arquitectura institucional público-privada para potenciar la investigación de excelencia internacional para la mejora de la salud de las personas a la cual estamos orgullosos de contribuir. La investigación es una de las líneas prioritarias que contempla el plan estratégico de la Fundación Bancaria “la Caixa”, al que destinamos 90 millones de euros”.

 

Más información: Centro Nacional de Supercomputación

 

Sobre el IRB Barcelona

Creado en 2005 por la Generalitat de Catalunya y la Universidad de Barcelona, el IRB Barcelona es Centro de Excelencia Severo Ochoa desde 2011. El objetivo del IRB Barcelona es hacer investigación de excelencia en biomedicina y mejorar la calidad de vida de las personas y, en paralelo, potenciar la formación de talento, la transferencia tecnológica y la comunicación social de la ciencia. Los 25 laboratorios y siete plataformas tecnológicas trabajan para responder a preguntas básicas en biología y orientadas a enfermedades como el cáncer, la metástasis, el Alzheimer, la diabetes y enfermedades raras. Es un centro internacional que acoge alrededor de 400 trabajadores de 32 nacionalidades. Está ubicado en el Parque Científico de Barcelona. El IRB Barcelona forma parte del Barcelona Institute of Science and Technology (BIST) y la red de Centros de Investigación de Catalunya (CERCA).